Dios nuestro, que en tu misteriosa
Providencia has querido asociar tu Iglesia
a los sufrimientos de tu Hijo,
concede a los fieles que sufren
persecusión a causa de tu Nombre
el don de la paciencia y de la caridad,
para que puedan dar testimonio fiel y
creíble de tus promesas.
Por nuestro Señor Jesucristo.
Amén.

 

www.aischile.cl

21 nov 2011 Oremos por

Leave a Reply