orac

Hace unos pocos días  me ha tocado ver la misericordia de Dios muy de cerca… En realidad la veo cada día en la cual nos da un nuevo día mas de vida, una nueva oportunidad para mejorar un poco y ser mejor.

Pero esta vez, fue muy especial… Como todo padre de familia, ver a un hijo enfermo, es motivo de mucha preocupación.  Mi hijita, de 3 años, se encontraba enferma, con mucha fiebre.  Ella es muy alegre y feliz, de hecho, cuando le preguntan que quiere ser cuando grande, ella contesta que quiere ser Santa… Es por esto que verla convulsionar con fiebre, delirar, fue muy terrible, vio medico, le dieron solo medicamentos para la fiebre, pero esta bajaba solo por un rato y volvía a subir a 40 o 41 incluso…

Que grandes son las obras del Señor, puesto que ya abandonados solo a el, rezamos en familia, le pedimos por su salud y una noche, le pedí a Dios por la Salud de mi hijita, tomado de la mano del rosario, lo rece mientras ella dormía…

Esa fue la ultima noche que ella tuvo fiebre…

Escribo esto, para dar testimonio del amor de Dios y que si uno le pide con mucha humildad, el nos escucha…

Gracias Señor por escuchar la oración de un humilde pecador…

30 Abr 2013 Testimonios

Leave a Reply